Si ya no me es posible pagar mi deudas… ¿es posible que me embarguen todas mis cosas?

Cuando las deudas sobrepasan nuestros ingresos creemos que es el principio del fin. Empiezan las llamadas de advertencia donde nos dicen que debemos pagar y no retrasarnos más, luego las cartas notariales llegan a nuestro domicilio con la posibilidad de llevarnos a juicio, y eso no es todo, sino también que nos pueden embargar nuestras cosas; exagerando a tal punto de poder quitarnos cada una de ellas. Sin embargo, ¿realmente es posible? Pues no necesariamente.

En este artículo trataremos de absorber algunas dudas que tenemos respecto al embargo de bienes; no obstante, si te encuentras en este escenario, te recomiendo que te asesores correctamente con un abogado de confianza.

Los acreedores (bancos, financieras, cajas, etc.) harán lo que este a su alcance para poder recuperar lo que es suyo, y utilizarán el medio que sea necesario. Como deudores, ¿a qué es a lo que más le tememos? Pues a que simplemente nos quiten lo que poseemos, aquello que con tanto trabajo nos costó conseguir, y que en ese proceso nos agredan psicológicamente a nosotros y a los que nos rodean. Sin embargo, debemos de tener en cuenta lo siguiente: como ciudadanos tenemos derechos y, al no pagar nuestras deudas, eso no nos convierte en personas sin ética o moral, ya que existen circunstancias inesperadas que pueden llegar a sobrepasar nuestra capacidad y por ende terminar afectando nuestras finanzas. De modo que, no debemos de permitir el uso, por parte de los acreedores, de ningún método de cobranza que afecte nuestra buena reputación, o la privacidad de nuestro hogar, o que afecten nuestras actividades laborales, o nuestra imagen ante terceros.

Si se trata de embargar nuestros bienes o inmuebles, debemos de tener presente que solo se lleva a cabo mediante una orden emitida por un juez y por el mismo personal del juzgado; no pueden hacerlo solo los acreedores. Ahora bien, si en el caso logra realizarse el embargo, hay que tener en cuenta también que existen bienes inembargables, es decir, bienes que no nos pueden quitar como pago de nuestras deudas, y esto lo respalda el artículo 648 del Código Procesal Civil que se muestra a continuación:

Artículo 648.- Bienes inembargables.-
Son inembargables:
1. Los Bienes del Estado Las resoluciones judiciales o administrativas, consentidas o ejecutoriadas que dispongan el pago de obligaciones a cargo del Estado, sólo serán atendidas con las partidas previamente presupuestadas del Sector al que correspondan; (1) 2. Los bienes constituidos en patrimonio familiar, sin perjuicio de lo dispuesto por el Artículo 492 del Código Civil;
3. Las prendas de estricto uso personal, libros y alimentos básicos del obligado y de sus parientes con los que conforma una unidad familiar, así como los bienes que resultan indispensables para su subsistencia;
4. Los vehículos, máquinas, utensilios y herramientas indispensables para el ejercicio directo de la profesión, oficio, enseñanza o aprendizaje del obligado;
5. Las insignias condecorativas, los uniformes de los funcionarios y servidores del Estado y las armas y equipos de los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional;
6. Las remuneraciones y pensiones, cuando no excedan de cinco Unidades de Referencia Procesal . El exceso es embargable hasta una tercera parte. Cuando se trata de garantizar obligaciones alimentarias, el embargado procederá hasta el sesenta por ciento del total de los ingresos, con la sola deducción de los descuentos establecidos por ley;
7. Las pensiones alimentarias;
8. Los bienes muebles de los templos religiosos; y,
9. Los sepulcros.

No obstante, pueden afectarse los bienes señalados en los incisos 3. y 4., cuando se trata de garantizar el pago del precio en que han sido adquiridos.También pueden afectarse los frutos de los bienes inembargables, con excepción de los que generen los bienes señalados en el inciso 1.” (2)

(1) De conformidad con la Sentencia del Tribunal Constitucional, publicada el 07-03-97, se falló “declarando FUNDADA en parte la demanda que pide que se declare inconstitucional la Ley Nº 26599, en cuanto ella introduce el actual inciso primero en el Artículo 648 del Código Procesal Civil, con el tenor siguiente: “Son inembargables: 1. Los bienes del Estado. Las resoluciones judiciales o administrativas, consentidas o ejecutoriadas que dispongan el pago de obligaciones a cargo del Estado, sólo serán atendidas con las partidas previamente presupuestadas del Sector al que correspondan”, precisando que subsiste la vigencia del Artículo 73 de la Constitución, según el cual son inembargables los bienes del Estado de dominio público e INFUNDADA la demanda en lo demás que contiene.”
(2) De conformidad con la Sentencia del Expediente Nº 022-96-I-TC, publicada el 11-05-2001, se declara que carece de objeto pronunciarse respecto a la inconstitucionalidad de este artículo, interpuesta por el Colegio de Ingenieros del Perú, por haberse producido sustracción de materia.”

La transcripción del artículo civil ha sido tomada del SPIJ.

En los puntos 3 y 4 se enuncian que existen cosas que no se pueden embargar, salvo que estos se encuentren como garantía bajo un crédito personal o vehicular o hipotecario, ya que si es así está el acreedor en su derecho de poder cobrarse mediante esa garantía e inclusive sin contar con una orden judicial, pero si no lo fuera (como el caso de las deudas por tarjeta de crédito), aunque se empecinen en decirnos que sí, no pueden ni tocarlos (solo si de ello dependiera nuestra subsistencia) ni tampoco las de nuestros familiares que habitan en el mismo domicilio.

Depende del nivel de nuestras deudas para que los acreedores recurran a este tipo de acción, ya que el hacerlo implica para ellos un gasto de por medio, y si este sobrepasa la deuda pendiente, por lógica, no se verán en la necesidad de recurrir al embargo, por lo que esto quedará a decisión y conveniencia del acreedor.

Es de nuestro vital interés tener en claro este Articulo 648 para que así no se aprovechen de nuestro desconocimiento y no se lleven de manera arbitraria nuestras cosas; no obstante, por lo general, es el personal del juzgado aquellos que evitarán este tipo de acciones, pero nunca está demás tenerlo presente. Así que “embargo” no significa el principio del fin, sino una buena razón para evaluar nuestras decisiones y expectativas financieras.


About Sergio Urbano

Especialista en Tecnologías de la Información de profesión, pero instruido causalmente en las Finanzas Personales. Aprendí, lo puse en práctica y siempre gané, en peor de los casos experiencia. Entendí que para tener el control de tu vida tienes que empezar en tu salud financiera... y si tienes algo bueno en tus manos que le puede ayudar a los demás entonces debe compartirse.

 
 

^