Un auto de primera a precio de segunda

¿Cuántos anhelamos un auto último modelo? Si se tratará de solo el género masculino, podría decir que todos lo deseamos; sin embargo, no siempre nos es posible adquirirlo, debido a un sin numero de razones, ¿cierto? Y una de las principales, es porque esta fuera de nuestro presupuesto, aunque esto para algunos de nosotros no siempre resulta ser un impedimento, por tanto, simplemente nos endeudándonos. El problema en sí no esta en el endeudamiento, sino más bien, en el hecho de que este llegue a afectar nuestro estilo, logrando que no solo trabajemos para la empresa donde laboramos, sino también para la entidad bancaria (dueña del crédito vehicular).

Comúnmente, terminar endeudado de esta manera nos generará -tal vez- a mediano plazo frustraciones en nuestra vida económica, entonces; ¿cómo evitar eso? Pues, en mantener el equilibrio financiero en nuestras vidas, logrando que las deudas no afecte nuestro estilo de vida. Si quieres un auto Bueno y Bonito, también puede llegar a ser Barato.

Tenía en mente emprende un negocio hace algunos meses atrás, pero en ese proceso también se me ocurrió la idea de adquirir mi primer auto, aprovechando las pocas obligaciones que tengo a mi temprana edad y de que además las decisiones que tomo no son compartidas (es una ventaja, ¿no?). A pesar de ello, el auto iba a afectar mi estilo de vida y, entonces, para que eso no suceda, tenía que hacer que el negocio en mención cubra los gastos del auto, lo cual suena sencillo, pero requiere algo que muchos no hacemos: planificar. La emoción jamás ha resultado ser un buen guía en las decisiones financieras, por lo cual estuve muy precavido ante esto al momento de buscar el auto nuevo, ya que en cualquier momento podría dejarme llevar y arrepentirme de no haber seguido lo planificado.

Existen diversos modelos y marcas de autos, pero siempre hay uno que nos atrae y no paramos hasta conseguirlo, lo cual no tiene nada de malo. En mi caso el modelo que me interesó fue lanzado por primera vez en el año 2010 a un precio no recomendable (si te encuentras en construcción financiera); sin embargo, jamás quite mis ojos de ese modelo y llegue a la conclusión de que cuando este modelo sea reemplazado por uno con un nuevo diseño, ese precio ‘no recomendable’ se volvería lo contrario. Tres años después, se exhibió en su país de procedencia el mismo modelo pero con un nuevo diseño y esto traía como consecuencia que el modelo actual, por el que estuve interesado, bajaría de precio.

Obtuve el auto que quería aprovechando la oportunidad de una época de festividad con un descuento de mas de $4000, precio que oscilaba a uno de segunda mano y hasta ahora así lo es. Modelo y fabricación del mismo año adquirido versión semi-full; no obstante, cabe resaltar que no compré la versión full por dos razones: primero, el precio era mayor a lo planeado, y segundo, porque este no poseía muchas diferencias con la versión semi-full, ya que las funciones ‘adicionales’ que contenía en lo particular para mi no eran tan necesarias. Me apalanque del dinero de una entidad bancaria; es decir, me endeude, pero como ya estaba en marcha el negocio que tenía en mente, los gastos del auto nuevo no afectaron mi salario de empleado y por tal razón tampoco mi estilo de vida.

Un auto para el uso personal, cubre una necesidad de comodidad, en mi caso el haber adquirido el auto no logro que avanzara en mi plan de independencia financiera pero tampoco retrocedí y lo compré no necesariamente por la comodidad en sí, sino más bien por las actividades que realizo. Lo único que hice fue planificar y ser paciente.


About Sergio Urbano

Especialista en Tecnologías de la Información de profesión, pero instruido causalmente en las Finanzas Personales. Aprendí, lo puse en práctica y siempre gané, en peor de los casos experiencia. Entendí que para tener el control de tu vida tienes que empezar en tu salud financiera... y si tienes algo bueno en tus manos que le puede ayudar a los demás entonces debe compartirse.

 
 

^